El paintball Madrid es un deporte que combina diversión, trabajo en equipo, reflejos, estrategia y rapidez. Se juega por equipos de un mínimo de 8 personas, el único requisito es ser mayor de edad o tener 14 años y llevar una autorización firmada por un tutor legal y sobre todo, muchas ganas de divertirse. Los participantes utilizan las marcadoras de aire comprimido para lanzar las bolas de pintura al equipo contrario. Se trata de eliminar a todo jugador del equipo contrario mediante persecución y disparo. Si la bola impacta sobre el cuerpo o marcadora, quedas eliminado. También se dará por eliminado todo jugador que salga de los límites estipulados del campo de juego o si se quita la máscara sin autorización del monitor, el cual acompañará durante el juego a los equipos. Para más información sobre este deporte, podrás echar un vistazo a la web: http://www.paintballmadrid.es.

Aunque no lo parezca, está clasificado como uno de los deportes más seguros que, actualmente, cuenta con más de 12 millones de seguidores a nivel mundial. Existen competiciones internacionales y ligas regionales y nacionales de este deporte. Además tiene infinidad de variantes como Speedball, Mode 10, Woodsball o Paintball extremo.

Un juego “no profesional” dura entre 10 y 30 minutos que, finalmente, se resume a un cúmulo de unas 2 ó 3 horas. El número de bolas varía mediante la tarifa escogida, de 100 a 200 bolas. Para este deporte, se recomienda ropa cómoda, dependiendo de la época del año, camiseta o sudadera, chándal o shorts y lo más importante, calzado cómodo.

Las empresas que se ocupan de organizar el paintball Madrid, te suministraron todo lo que necesites para jugar: un peto y máscara homologada para el juego, a parte de las marcadoras y mucha diversión. No debes preocuparte por las manchas que las bolas puedan dejar en las prendas, están hechas de gelatina y colorante alimenticio, se irán en un solo lavado. No esperes más para divertirte.

 

El origen del Paintball

Al final de los años 70 y principios de los 80, en Estados unidos nació el Paintball. Más tarde se fue expandiendo por el continente Europeo hasta llegar a España en el año 1992. No obtuvo el éxito deseado hasta el año 1994.

En 1992 se abrió el primer campo de Paintball de España en Garganta de los Montes, Madrid.

Sus creadores Hayes Noel, corredor de bolsa y su amigo y escritor Charles Gaines, se basaron en la novela ficticia “El juego más peligroso” de Richard Connel, para crear este deporte de “caza y supervivencia” según ellos lo describen. Buscaban armas que no hirieran cuando, año y medio después, su amigo George Butler les presentó un catálogo agrícola donde encontraron el arma perfecta, una marcadora de aire comprimido llamada Nelspot 007, fabricada por la Nelson Paint Company con el fin de marcar a distancia el ganado. Fue entonces cuando nació el Paintball, llegando a convertirse hoy en día en uno de los deportes más divertidos.


Leave Your Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *