¿Has decidido reformar tu hogar y quieres darle un toque de estilo pero sin dejarte el sueldo? La adquisición de cuadros modernos de http://cuadrosmodernosbaratos.com es tú mejor opción.

Cuando hablamos de estos cuadros baratos y modernos nos referimos a pinturas que desarrollan nuevas formas de expresión y rompen con los convencionalismos. Un cuadro fusionado con otro, focos de luz fusionando diferentes integrando diferentes motivos, etc. Decorar tu casa puede volverse una tarea muy sencilla y cargada de estilo.

La técnica de impresión de cuadros en lienzo ha revolucionado el mercado. Antiguamente la impresión requería de un artista real que copiase el trabajo en el material o pintase directamente el cuadro. Obviamente la mano de obra elevaba el coste del cuadro posterior.

Sin embargo, en la actualidad la tecnología te permite incluso imprimir un lienzo por ti mismo. Se pueden conseguir impresiones de gran calidad gracias a los programas de ordenador combinados con las impresoras actuales y una buena elección del tema.

Podrás encontrar imprentas dónde imprimir por ti mismo un cuadro a tu elección o páginas en las que venden ya diseños acabados. Su precio oscilará entre los 5 euros y los 60, dependiendo del tamaño, calidad, etc.

 

¿Cuadros modernos versus cuadros académicos?

La corriente artística más tradicional es aquella que tiende a una imitación fiel de la naturaleza, tienen un concepto y una estética mucho más fácil de identificar y entender. Conciben el arte cómo algo más estético y figurativo.

A diferencia de estos en el arte moderno es más ideológico, nace de la búsqueda de algo nuevo, la ruptura de límites establecidos y de la experimentación constante. La creación es un fin en sí mismo, no buscan plasmar fielmente la realidad sino conseguir sacar la abstracción de la idea.

Los cuadros modernos cada persona los vive de una forma muy personal. Tenemos que buscar entender la motivación subyacente, captar la profundidad de la idea para poder contemplar mentalmente lo que está escondido a simple primera vista.

Para catalogarlos como cuadros modernos no hace falta que sean cuadros abstractos, sí que es verdad que la mayoría busca la abstracción de la idea pero no es una norma universal.

 

¿Cuándo nació el arte moderno?

Con la llegada de las cámaras fotográficas dejó de ser importante plasmar en cuadros fielmente la realidad. Los cuadros de antes eran las fotografías de ahora. Hace apenas un siglo la experimentación cobró protagonismo y las nuevas tecnologías les dieron la libertad a los artistas de plasmar en lienzo cualquier idea que  se  les pasase por la fantasía.

Ahora extendido por todo el mundo, el arte moderno tiene su origen en Europa. Las distintas vertientes políticas vieron en estos artistas una nueva forma de expandir su ideología y propaganda.

Lo cual también fue una desventaja para los artistas modernos, porque fueron asociados a ideologías y muchas de sus obras perdieron el sentido original por el que fueron hechas.


Leave Your Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *