Los mejores colores para decorar tu habitación

Decoración del dormitorio

Tu dormitorio es tu santuario, tu refugio, un espacio en el que ser tú mismo y en el que disfrutar de tu intimidad. Por eso, es vital decorarlo de tal manera que refleje nuestra personalidad y se adecue a nuestra manera de ser y de vivir. Y quizás no lo sepas, pero los colores tienen un papel esencial en este ámbito, ya que cada color tiene su propio significado.

Así que, si estás buscando ideas para pintar y decorar tu dormitorio, no te pierdas este artículo porque te traemos muchas ideas.

¿De qué color pongo el dormitorio?

Como decíamos, cada color tiene su significado, pero eso no termina ahí. Cada color expresa unas sensaciones distintas, calma, vitalidad… Vamos a verlos.

Los tonos azules

El color azul es uno de los tonos ideales para añadir a tu dormitorio, porque es uno de los colores que mejoran el sueño. En sus versiones más sosegadas, tiene la capacidad de calmar nuestros nervios, de relajarnos y encontrar esa paz tan necesaria a la hora de dormir.

Azul Prusia

Dormitorio azul Prusia

Un tono de azul que está cada vez más de moda es el llamado azul Prusia, un azul oscuro con notas grisáceas. Éste es ideal para habitaciones con mucha luz o para destacar una pared. Además, añades unas cortinas y una manta a los pies de la cama de la misma tonalidad, y rebaja su intensidad con muebles y ropa de cama más claros, como fundas nórdicas blancas o beige.

Canal Blue

Dormitorio Canal Blue

El tono Canal Blue (como lo denomina la escala Pantone) es un azul pastel casi gris con unas propiedades muy relajantes. Este tono da un aspecto muy delicado, calmado y elegante a las estancias, y si lo combinamos con tonos blancos, beige o rosa empolvado, estas sensaciones se ven más potenciadas.

Un lienzo en Blanco

Dormitorio blanco

Uno de los colores más usados para la decoración de dormitorios es el blanco, porque es un color neutro que combina perfectamente con todo. Pero, además, el blanco representa la pureza, la inocencia, la calma… son sensaciones que uno quiere tener en su dormitorio.

Sin embargo, si queremos optar por un total white look debemos hacerlo bien para que la habitación no termine pareciendo la de un hospital. Te recomendamos que juegues con las texturas de los materiales, que combines unas cortinas vaporosas con una buena manta de lana. También puedes darle un aspecto muy natural y orgánico combinando las paredes y la ropa de cama blanca con muebles de madera al natural y accesorios de color beige, de rafia o de ratán. Será todo un acierto.

Negro azabache

Dormitorio negro

El negro quizás no sea el color más habitual en la decoración de dormitorios, sin embargo, es tendencia. ¿Por qué? Porque es elegante, dramático, moderno y muy sofisticado, da una sensación de lujo y excentricidad que otros colores no ofrecen, a la vez que resulta calmado y relajante.

Eso sí, no todos los espacios son adecuados para soportar una decoración tan oscura, es decir, lo ideal es que sea una habitación amplia y con mucha luz, ya que, si no lo es, el negro restará mucho espacio visual haciendo que la estancia se vea más pequeña y agobiante.

Con el negro, puedes optar por pintar solo una pared, la del cabecero, por ejemplo, y añadir otros toques en negro en la decoración, como hierro negro, combinados con muebles de madera natural y ropa de cama clara, como fundas nórdicas blancas o colchas beige. Además, si quieres conseguir el equilibrio perfecto en tu habitación añade plantas de hoja verde que devuelvan la vida a la estancia.

Si te vas a decantar por el negro, te sugerimos que no pintes las cuatro paredes de negro, porque es un color muy pesado y te puedes sentir como en una cueva. Esto solo será una opción si la habitación tiene un tamaño muy grande y mucha luz natural.

¿Te han gustado estos colores para decorar tu dormitorio? Si se te ocurre alguna idea más, no dudes en dejarnos un comentario, estamos deseando leerte.