Hoy hay tanta variedad de ropa de cama que es posible jugar con diferentes estilos y tendencias fácilmente. Encontramos boutis baratos, edredones con todo tipo de estampados y colchas tradicionales conviviendo con las modernas fundas nórdicas. Y es fantástico que sea así porque esto nos abre un abanico de posibilidades decorativas, como los tres estilos que proponemos a continuación.

Una cama clásica con un pincelada de modernidad

Las colchas bouti le dan a la habitación ese aire clásico debido a que permiten hacer la cama de la forma más tradicional y pulcra. Pero también le confieren cierta modernidad cuando se escogen modelos actuales, con estampados que son tendencia y que están de máxima actualidad.

Las colchas bouti permiten jugar con la imagen y el estilo de la cama, optando por los modelos más clásicos y reforzando así el aire tradicional o por los modernos para contrastar y dar un equilibrio muy atractivo al cuarto.

Una cama informal para espíritus jóvenes

No importa la edad que tengas sino como te sientas. El espíritu juvenil de los edredones es, por tanto, válido para cualquier edad. Los edredones actuales, que ya no tienen los volantes ni los estampados de antaño, tienen a ser mucho más informales.

Aunque cubren toda la cama su forma y su caída le da a la habitación un toque muy juvenil y desenfadado que es perfecto para quienes buscan este aire fresco en su cuarto.

Una cama estilo hotel para los que quieren glamour

Las camas de los hoteles han cambiado en los últimos años y ahora, incluso en los de cinco estrellas puedes encontrar fundas nórdicas en las camas. Esto es así porque permiten una cama cálida pero a la vez ligera, sin peso extra e innecesario.

Pero las fundas nórdicas condicionan la forma de hacer la cama, dejando las almohadas a la vista. Esto se soluciona de una manera muy armoniosa en los hoteles: mediante el uso de cojines y de la tonalidad única. Por un lado, funda nórdica, sábanas y fundas de almohadas son de un solo tono, blanco impoluto, lo que hace que no se note tanto que las almohadas no están cubiertas. Por otro, los cojines también en el mismo tono contribuyen a difuminar el efecto, dándole mucha elegancia a la cama y ocultando lo que pueda quedar al descubierto.

Si te gusta la idea de una cama repleta de glamour puedes recurrir al blanco total, muy de moda, o crear el mismo efecto con cualquier otro color, buscando siempre un tono único para toda la cama.


Leave Your Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *